Protege tu piel en verano
Protege tu piel en verano
Protege tu piel en verano
Protege tu piel en verano

Protege tu piel en verano

¡Por fin estamos en verano! La estación favorita para mucho de vosotros ¿o nos equivocamos? Comienzan los planes de playa, invitar a los amigos a un espectacular día de piscina y barbacoa, preparar viajes con la familia y…. ¡lo más importante, desconectar de la rutina gracias a las vacaciones! ¡No podíamos aguantar mucho más! Todos estos maravillosos planes tienen un factor en común: nuestras ganas de estar en el exterior, por lo que es momento de conocer la mejor forma de cuidar la exposición al sol que realizamos en esta época. ¡Lee esta publicación, graba en el cerebro toda la información y protege tu piel en verano!

Además, en #CCElArcángel contamos con los mejores establecimientos para facilitarte la práctica de muchos de estos consejos. ¿Aún no te he contado que consejos son? ¡Qué despiste! Vamos allá con ellos:

Protege tu piel en verano

1. Utiliza siempre protector solar

 

Sí, esta lección la tenemos bien aprendida. Debemos usar protección solar siempre, pero… ¿lo hacemos en su justa medida? No vale con ponernos protección una vez y olvidarnos de ella, sino que tenemos que renovarla cada dos-tres horas y saber seleccionar una buena crema que se adapte a nuestra piel. Fíjate en la protección frente a rayos UVA y UVB y selecciona aquella apta para pieles sensibles si tu tipo de piel lo requiere. Recuerda que debes renovar tu crema cada doce meses, ¡se deteriora con el tiempo!

2. Usar un segundo elemento de protección

 

La protección solar protege tu piel en verano, pero lo hará mejor si contamos con un segundo elemento de protección, como gorras, pamelas o pañuelos. De esta forma, puedes ampliar la defensa de tu piel frente a la exposición solar en zonas más vulnerables como la cabeza, donde el sol impacta con más frecuencia.

3. Evita exponerte al sol en las horas centrales del día

 

La intensidad del sol es mayor en verano debido a su proximidad a la tierra, por lo que los rayos ultravioletas impactan de forma más perjudicial para tu piel. Las horas centrales del día, es decir, entre las 12 y las 16 es mejor quedarse en un lugar a la sombra. ¡Será incluso más complicado que te deshidrates!

4. Bebe abundante agua

 

Una buena hidratación evitará que pases un mal rato debido a la exposición solar. Además, un cuerpo hidratado facilitará que la piel se mantenga en un estado similar, alejando de ella la sequedad tan característica del verano. El agua es un claro aliado en este verano de 2022 (y en todos).

5. Cuida tu alimentación

 

El calor sofocante del verano te puede ayudar a consumir alimentos más frescos y saludables, como zumos naturales de fruta, como el limón, rico en vitamina C y carotenos. Además, en primera línea de playa, podrás disfrutar de buen pescado azul, rico en ácidos grasos Omega3, acompañados con una buena ensalada. Mantener una dieta equilibrada te protege la piel en verano, en invierno y en cualquier estación.

6. Exfolia e hidrata tu piel tras la exposición al sol

 

Para finalizar el día, una vez que nos hemos expuestos al sol, se recomienda una buena exfoliación de piel que elimine todas las células muertas de la piel. De esta forma, conseguirás renovar tu piel al completo. Esta nueva parte de ti deberás hidratarla bien, ayudándote sobre todo en cremas after-sun. Esta loción mejorará la hidratación de las zonas rojas por una alta exposición solar.

 

¿Apostar por estos consejos? ¡Claro que sí, yo lo tengo claro! Acude al #CCElArcangel y encuentra en nuestras tiendas, como Primor o Flormar, las mejores cremas solares, hidratantes y after-sun.