Los mejores trucos para hacer (bien) el cambio de armario
Los mejores trucos para hacer (bien) el cambio de armario
Los mejores trucos para hacer (bien) el cambio de armario

Los mejores trucos para hacer (bien) el cambio de armario

Llega el verano y con él, el calor. Hacer un cambio de nuestro armario en estas fechas es una tarea que empieza a ser urgente y que agradeceremos ejecutar cuanto antes mejor. Esto también nos permitirá saber de paso qué ropa se puede descartar definitivamente de nuestro armario, si hay algo que se encuentra en mal estado o algo que ya no queramos ponernos más. 

Claves a tener en cuenta.

Cuando hagas el cambio, aprovecha para sacar todo lo que tengas y hacer una limpieza a fondo. Utiliza paños y un aspirados, después pon bolsitas de lavanda o naftalina protege la ropa de las peligrosas polillas. Por si no lo sabes, estos insectos son verdaderamente perjudiciales para la ropa, al corroer y comerse los tejidos de las prendas.

Clasifica la ropa por tipos y por sus tejidos, tanto la que guardarás de invierno, como la que sacas de verano. De esta manera te será más fácil distribuir y saber en qué lugar se encuentra cada cosa. 

Es mejor realizar el cambio de armario de una sola vez y de forma total, para no dar cabida al desorden con cosas que pensabas colocar en otro momento.  

En el armario se acumula polvo y ácaros, necesita que se haga una limpieza a fondo cada x tiempo. Aprovecha este cambio de vestuario para vaciarlo del todo y pasar el aspirador y un paño mojado.  

Para guardar la ropa de invierno, aconsejamos echar a lavar, dejar secar, plancharla y guardarla de una forma protegida, ya que no se va a usar durante un tiempo prolongado. Para guardarla aconsejamos clasificar por tipos para hacerlo más organizado (por ejemplo separando los vaqueros, pantalones, abrigos, chaquetas, camisas). Si puedes envasar al vacío las cosas que más espacio ocupan, mucho mejor, con bolsas especiales que puedes comprar fácilmente y que tienen un orificio donde poner el aspirador para extraer el aire.

Esperamos que estos sencillos consejos os sean de ayuda. ¡Hasta la próxima!